Seleccionar página

Google ha hecho cambios en la integración de sus servicios con Google+.  La empresa de Mountain View ha eliminado la obligación de inscribirse en Google+ cuando un usuario creaba una cuenta nueva en Gmail.

Antes de esto, Google prácticamente forzaba a los nuevos usuarios de su correo electrónico a registrarse en su red social. Esa acción era una de las razones por la que Google+ registraba un gran número de inscritos pero un bajo porcentaje de usuarios activos.

A partir de este mes de septiembre, los nuevos usuarios pueden descartar la opción al hacer clic en «No, gracias» cuando el sistema le recomienda inscribirse en Google+.

Un portavoz de Google ha confirmado la acción al diario británico The Telegraph. «Actualizamos la experiencia de inscripción a principios de septiembre. Los usuarios pueden ahora crear un perfil durante el registro, ó después, siempre u cuando quieran compartir contenido público por primera vez, como hacer una reseña de un restaurante», reza el mensaje.

No es la primera vez que Google da marcha atrás con Google+. Después de causar un gran malestar entre los usuarios de Youtube por obligar a comentar a través de G+, la empresa cedió e hizo la integración opcional.