Seleccionar página

He aquí uno de los primeros resultados de la fusión de Tesla y SolarCity, unos elegantes paneles solares para reemplazar el techo y proveer energía limpia y gratuita a los hogares y negocios, por supuesto, acompañados de un buen sistema para almacenar y distribuir la energía recibida por toda la casa, específicamente, una renovada versión de sus baterías de pared o PowerWall 2.

Se enriquece así la oferta de Tesla y SolarCity, parte del plan maestro de Elon Musk, su CEO, de hacer que los hogares aprovechen la energía limpia para impulsar sus autos y sus hogares o negocios (en lo último entran las Powerpack, otras plantas de energía especializadas). Para esto, además de sus coches eléctricos, lo pensado es masificar estos nuevos tejados solares que con un elegante e invisible aspecto convierten la energía del sol en electricidad, mientras, las baterías de pared consiguen almacenar y gestionar la energía aún en la noche.

Los techos se ofrecen en cuatro diferentes estilos para que adornen el hogar sin destacar demasiado, de hecho, las versiones simulan techos convencionales, y su fabricación incluye un proceso de hidroimpresión, una tecnología para adornar materiales especiales, en este caso, para decorar el material de los techos y hacer que luzcan como techos clásicos.

Ya en lo técnico, se muestran bastante resistentes, con capacidad para aprovechar altas temperaturas y redirigir la luz solar gozando de transparencia y almacenar hasta 14 kWh en las nuevas Powerwall 2 que se componen también de un excelente diseño junto a una garantía de una década.

Por cierto, esto es apenas un adelanto pues aún no se han publicado los detalles oficiales en cuanto a funcionalidades y disponibilidad de los techos; en cuanto a las baterías de pared, ya se sabe que costarán alrededor de 5.000 dólares cada una. Seguiremos informando.